¿Por qué llevas mi piel?


La peletería elabora ropa y complementos a partir del cuero y la piel del animal. Cada año, unos 400.000 animales son torturados y asesinados a manos de la industria peletera.

 

 A finales de la década de 1980 y  en la década de 1990 la venta de pieles disminuyó debido a la lucha de los defensores por los derechos animales y que los fabricantes no ofertaban nuevos modelos atractivos para el consumidor.

Sin embargo, desde el año 2000 las ventas se han vuelto a disparar con la aparición de nuevas técnicas de diseño y un aumento de la demanda en países como China o Rusia.

El movimiento por los derechos animales lleva librando, desde hace unas décadas, una dura batalla contra el uso de pieles por tratarse de una práctica cruel e innecesaria.

 

CAZAR PARA LA OBTENCIÓN DE PIELES:

  • Los animales que caen en las trampas sufren durante días de shock, pérdida de sangre, deshidratación, gangrena, congelamiento y ataques de otros depredadores.

  • En las cacerías de focas, miles de crías son tiroteadas o golpeadas salvajemente con barras de hierro que les aplastan los cráneos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL HORROR DE LAS GRANJAS PELETERAS:

La situación de los animales en las granjas peleteras es lamentable y digna de repudio. La vida en una granja peletera es terriblemente cruel. Los animales permanecen cautivos desde su captura o nacimiento hasta que son sacrificados.
Las condiciones de vida son insalubres, malviviendo enfermos y llenos de heridas en reducidas jaulas.
Presentan muchos trastornos psicológicos y de conducta que les conduce a diversos trastornos; incluso al canibalismo, a matar a sus iguales o a la automutilación.

 

 

  • La caza de animales para obtener su piel o plumas ha llevado a muchas especies al borde de la extinción, como es el caso de los grandes felinos, las focas y algunos mustélidos.

  • Los animales de las granjas peleteras son criados a gran escala en cautividad.

  • Viven confinados en jaulas de reducido tamaño en las que apenas se pueden mover y en las que pasarán toda su corta vida.

  • Tienen que vivir entre sus excrementos, con unas condiciones de limpieza deplorables.

  • El estrés producido por el cautiverio es enorme, especialmente en especies como el visón que en estado de libertad pueden llegar a ocupar un territorio de 10 km².

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Sufren heridas y mutilaciones y se autolesionan en su intento por salir de las jaulas: se muerden la piel, la cola o las patas, se rompen los dientes intentando morder los barrotes.

  •  Aparecen en ellos síntomas de zoocosis y distintos trastornos de la conducta, mostrando transtornos anormales en su especie como son los movimientos repetitivos. Esta situación les lleva a la psicosis.

  • Padecen infecciones diversas para las que no reciben tratamiento.

  • En ocasiones, tienen que convivir con cadáveres de otros animales.

  • Se han dado incluso casos de canibalismo entre los animales como reacción a su estado de cautiverio.

  •  Algunas hembras matan a sus propias crías al poco de nacer.

LA INDUSTRIA PELETERA CHINA:

China ha sido uno de los mayores exportadores de pieles del mundo y es también donde se emplean las técnicas más crueles y horribles con los animales.

La tortura a los animales no está penalizada y realizan auténticas salvajadas con ellos.

Las pieles que venden no están correctamente etiquetadas, así que no necesariamente provienen del animal que especifica. Pueden ser incluso de perro o gato.

 

A los animales se les arranca la piel estando todavía vivos, lo que supone un horrible sufrimiento para ellos y su agonía es atroz. Algunos aún viven después de que les han despellejado.

En 2005, la organización suiza Swiss Animal Protection presentó una investigación sobre la industria peletera china, en la que se mostraban perros siendo despellejados en pleno estado de conciencia

En el año 2007, Estados Unidos prohibió la importación, exportación y venta de productos hechos con carne o piel de perros y gatos después de la aparición de varios vídeos en los que se mostraba el maltrato que estos animales recibían en las granjas chinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PIEL DE CONEJO:

La principal raza de conejos utilizada en la industria peletera es la Rex. Los gazapos son separados de su madre a las 4 semanas y alimentados hasta las 7 u 8 semanas, momento en que se les confina en jaulas individuales, donde permanecen 6 o 7 meses para posteriormente ser sacrificados con su pelaje de invierno. Su tasa de mortalidad suele ser del 10-15 % debido a enfermedades respiratorias.

Otra raza empleada por la industria peletera es la orylag. Los gazapos se sacrifican a las 20 semanas. Al ser una raza genéticamente manipulada, su constitución es más delicada y su tasa de mortalidad suele ser de 25-30 %.

En las jaulas los conejos suelen sufrir rotura de huesos y lesiones traumáticas, especialmente durante su traslado.

 

Granja de visones en Wisconsin (Estados Unidos) Autor: Royalbroil

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CRÍTICAS AL MERCADO PELETERO:

Se calcula que en España hay unas 70 granjas de visones.

En octubre de 2009, la ONG Igualdad Animal presentó una investigación sobre las granjas de visones en España mostrando crueles imágenes grabadas en su interior y con cámara oculta. En febrero de 2009, la organización Equanimal presentó una nueva investigación acerca de estas granjas, realizada entre febrero y diciembre de 2008.

En la actualidad, el 85% de las pieles de la industria peletera provienen de animales criados en granjas. El 64% de estas granjas se encuentran en el norte de Europa, el 11% en norteamérica y el resto está repartido por distintos países como China, Rusia o Argentina. El animal más explotado ha sido el visón, seguido del zorro. Otros animales como el hámster, la chinchilla y el lince también son criados para la obtención de pieles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los vendedores y consumidores de pieles han sido fuertemente criticados por la crueldad de la captura y la matanza de los animales, una actividad que hoy en día es innecesaria al existir fibras naturales y sintéticas.

La venta de pieles produce, entonces, un tremendo sufrimiento a los animales y se cobra innecesariamente miles de vidas al año.

 

Copyrighted free use by permission of Kjell Bjørnstad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿QUÉ PODEMOS HACER?

1. No compres ninguna prenda de vestir, complementos u objetos de piel natural.

2. Muestra tu rechazo hacia la industria peletera.

3. Informa y difunde la información acerca de la realidad de la industria peletera y sus métodos crueles de explotación.

 

REFERENCIAS:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s