Uso de cebos envenenados


El uso de cebos envenenados mata a miles de animales al año en España, muchos de ellos catalogados como especies en peligro de extinción.

Según el último estudio publicado por SEO / BirdLife, solo durante el período comprendido entre el 2005 y 2010, el uso de cebos envenenados ha provocado la muerte de más de 40.000 animales de toda España. Los cebos envenenados causan la muerte de alrededor de 9.000 animales cada año en España y han acabado con la vida de cerca de 7.000 ejemplares de especies amenazadas (como el milano real, el quebrantahuesos, el águila imperial, el buitre negro o el alimoche).

El uso ilegal de veneno es la principal amenaza de especies silvestres vulnerables o que se encuentran en peligro de extinción. El águila imperial ibérica, el alimoche común, el buitre negro, el águila real, el águila-azor perdicera, el milano real, el milano negro y el quebrantahuesos son las principales víctimas y quienes han sufrido especialmente las consecuencias de los venenos; pero también afecta a mamíferos como el zorro, el oso pardo y el lobo.

La muerte de estos animales puede suponer la pérdida de sus territorios, la disminución del relevo generacional o el aislamiento de sus poblaciones.

El principal punto de mira se centra en los gestores de los cotos de caza. Las muertes por culpa de cebos envenenados se produce sobre todo en cotos de caza intensiva, que pretenden eliminar cualquier posible depredador para las presas que suelta en el terreno.

Fotografía: José-Manuel Benito

También supone un problema el  mal uso de raticidas y otros productos químicos y el uso ilegal de productos fitosanitarios contra las plagas en explotaciones ganaderas  y agrícolas, que va destinado a zorros y otros depredadores.

 

Roedor muerto por envenenamiento – Fotografía: Vitaliy371

 

Pero los animales silvestres no son las únicas víctimas.  En entornos urbanos, los animales domésticos también sufren las consecuencias del uso de cebos envenenados. El perro es la especie más afectada por el uso ilegal de veneno en España, con 953 casos detectados por envenenamiento entre 2005 y 2010. En este período también se hallaron 207 gatos envenenados.

Los animales mueren igualmente envenenados al ingerir topos, ratones o ratas que han consumido el veneno.

Y claro está, las personas no están exentas de peligro; especialmente los niños, curiosos ante cualquier objeto o sustancia desconocida que les llame la atención.

El uso de cebos envenenados está, sin embargo, tipificado como delito contra la fauna por el Código Penal desde 1995. El artículo 336 contempla penas de hasta 2 años de prisión.

“El que, sin estar legalmente autorizado, emplee para la caza o pesca veneno, medios explosivos u otros instrumentos o artes de similar eficacia destructiva o no selectiva para la fauna, será castigado con la pena de prisión de cuatro meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses y, en cualquier caso, la de inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a cazar o pescar por tiempo de uno a tres años.”

La colocación de cebos envenenados es una práctica cruel e indiscriminada que representa un peligro para la salud pública, el medio ambiente y los animales sin distinción de especie. Por tanto, si tienes constancia de la colocación de cebos envenenados o ves a algún animal que sospechas puede haber sido envenenado, llama al…

Teléfono SOS Veneno

(900 713 182)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s