Consejos a tener en cuenta antes de adoptar un hurón


pla

  El hurón fue domesticado hace al menos 2.500 años con el fin de cazar conejos y ratones. Ahora se ha convertido en un animal de compañía, al igual que el perro y el gato, cada vez más habitual en nuestros hogares.

  Son cada vez más las personas que se deciden a tener un hurón como compañero y recurren a los refugios buscando uno que adoptar. (OJO: ¡PROHIBIDO COMPRAR!)

  Sin embargo, debemos conocerlos mejor y tener en cuenta estos aspectos si vamos a adoptar a uno de estos adorables animales.

1. Los hurones no son animales silvestres, pues han sido criados por el hombre desde tiempos remotos y no serían capaces de sobrevivir solos si los abandonamos.

pla
2. No adoptes un hurón si tienes otros animales como conejos, hámsters o ratones. No sería buena idea. Los hurones son carnívoros y fueron domesticados precisamente para cazar conejos y roedores.

pla
3. Estos animales son extremadamente sociables y mantienen vínculos afectivos muy fuertes tanto con los humanos como con otros animales como gatos o perros con los que pueden convivir perfectamente (a excepción de los citados en el apartado 2). No son agresivos con los humanos como muestra gente cree, más bien al contrario; son muy juguetones y amigables. Por eso necesitan mucho cariño, atenciones y que juegues con ellos.

Fotografía: KoS

Fotografía: KoS

4. Son unos animales muy inteligentes, así que aprenden con facilidad a usar su caja de arena donde hacer sus necesidades así como a responder cuando se le llama por su nombre.

pla
5. Los hurones no pueden vivir en una jaula todo el tiempo. Son animales muy activos y necesitan libertad para deambular, jugar y hacer ejercicio (mínimo 3-4 horas al día). Ésta es su forma también de demostrar su afecto, a través del juego.

pla
6. Deben ser esterilizados para evitar posibles riesgos para su salud. Además, los hurones machos intactos pueden ser más agresivos hacia otros animales que haya en el hogar.

pla
7. Los hurones no son animales sucios. Al contrario, son muy limpios, a pesar de ese intenso olor que segregan sus glándulas. Una buena higiene de su caja de arena mitigará bastante el olor.


8. A los hurones les encanta “meterse en problemas” y son muy traviesos, por eso es importante su supervisión constante para evitar que sufran accidentes: expertos en adentrarse en agujeros, muebles, hornos y refrigeradores, y en masticar objetos que les puede causar obstrucción intestinal y que puede ser mortal para ellos.

 *Retira todos los objetos que puedan suponer un peligro para ellos por riesgo de asfixia, electrocución o aplastamiento (cables, sillas plegables, etc.) y mantén cerradas puertas y cajones.

pla
9. Los hurones suelen vivir entre 5 y 7 años, pero si su estado de salud de muy bueno puede alcanzar incluso los 12 años de edad. Debes tener en cuenta esto para comprometerte a cuidarlos todo este tiempo. Los abandonos no están permitidos.

Fotografía: Psychonaut

Fotografía: Psychonaut

10. Estos animales son algo delicados, especialmente con las altas temperaturas ya que se pueden deshidratar fácilmente al no tener glándulas sudoríparas.

  Además, enfermedades como la gripe humana y algunas infecciones bacterianas se pueden transmitir entre estos animales y las personas, así que hay que extremar los cuidados en ambos casos (tanto si somos nosotros los portadores de la enfermedad como si lo son ellos) con una buena higiene de manos.

Los hurones deben ser vacunados contra el moquillo, una enfermedad mortal para ellos, y la rabia.

pla
Es conveniente hacerles chequeos veterinarios regulares para evitar y prevenir la aparición de enfermedades crónicas, cardíacas, suprarrenales e incluso el cáncer.

  Algunos veterinarios solo atienden a perros y gatos y no están muy familiarizados con estos animales. Tenlo en cuenta a la hora de buscar al veterinario más apropiado.

11. A la hora de viajar o de trasladarte de domicilio, deberás tener en cuenta que hay países (como Australia) y ciudades (Hawai, Puerto Rico, California) donde la tenencia de hurones está prohibida.

Fotografía: Luciano Bernardi

Fotografía: Luciano Bernardi

 

Y ahora, ¿te animas a adoptar uno?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s