“Cerebros en platos” y el fin de la experimentación con ratas


Las campañas contra los experimentos con animales ganan cada vez más terreno y la ciencia empieza a estar de nuestra parte.

Algunos investigadores ya han creado cerebros análogos o, como ellos los denominan, “cerebros en platos” para probar la toxicidad neurológica de determinados compuestos de medicamentos y productos químicos.

Se trata de células de cerebro creadas en laboratorio cuyo fin es probar productos químicos potencialmente neurotóxicos. Otros investigadores ya se plantean la posibilidad de empezar a utilizarlos en la investigación sobre el autismo.

Estas pruebas se han estado realizando durante años en ratas, animales inteligentes y extremadamente sensibles obligados a sufrir las terribles experiencias de la investigación.

Aunque el nuevo descubrimiento es aún algo costoso, los elevados costes en la secuenciación del ADN se terminarán equiparando, tarde o temprano, al empleo de animales y acabarán imponiéndose por exigencias éticas.

Los investigadores necesitan más tiempo para desarrollar y ampliar su trabajo, y las agencias reguladoras tienen que estar convencidas de que estas pruebas son una alternativa segura y efectiva, pero ya se ve alguna luz al final del tunel en la experimentación sin animales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s