Muerte en la carretera


pg

Buena parte de los accidentes de tráfico registrados en carretera se producen por atropellos a animales que cruzan la calzada. Miles de animales mueren cada día en las carreteras de nuestro país por atropello. Muchas de las muertes humanas producidas en accidentes de carretera son causadas por el cruce de animales.

Cada año se producen entre 15.000 y 20.000 accidentes de tráficos causados por la colisión con animales. Unos 10 millones de animales mueren atropellados.

Hasta mayo de 2014, si se producía un accidente en carretera por atropello a un animal, el titular del coto era el responsable de los daños. Hoy, tras la entrada en vigor de la nueva ley, toda la responsabilidad recae sobre el conductor.

El 9 de mayo 2014 entró en vigor la reforma del texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, introducida por la Ley 6/2014, que recoge lo siguiente:

Disposición adicional novena. Responsabilidad en accidentes de tráfico por atropellos de especies cinegéticas

«En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas.

No obstante, será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno, cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquél.

pg1

También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos.»

El art. 1905 CC dispone al efecto que:

«El poseedor de un animal o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esa responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o culpa del que lo hubiera sufrido.»

Pero ¿quién se beneficia de esta nueva ley?

No es precisamente el conductor, que no tiene culpa de que se le cruce un animal y aún así deberá asumir toda la responsabilidad. Quienes en verdad se benefician son los cazadores, que quedan exentos de toda responsabilidad, y las compañías aseguradoras que encarecerán el coste de los seguros obligatorios de responsabilidad civil y  que ya han puesto en marcha el cobro de nuevas pólizas que cubran este tipo de siniestros.

pg3

En cualquier caso, la Administración está obligada a inspeccionar debidamente los cerramientos de las vías de circulación de vehículos.

Sin embargo, estas medidas parecen insuficientes cuando se podría hacer mucho más, a saber:

  1. Determinar  y establecer puntos negros y zonas de mayor riesgo para la fauna silvestre.
  2. Mejorar la señalización.
  3. Cerramiento que separe la carretera de los cotos y zonas boscosas.
  4. Implementar más pasos de fauna.
  5. Limitar la velocidad en puntos negros y endurecer las sanciones por sobrepasar los límites de velocidad.
  6. Colocar en los puntos negros repelentes naturales para los animales.

Y lo más importante: ¡Conduce con cuidado y aminora la velocidad en zonas señalizadas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s